Plan de negocio de un restaurante

Cristina Argudo

Si quieres iniciar un negocio de restauración, has de saber que la primera fase consiste en la creación del plan de negocio. Y es que, a pesar de que elementos como la financiación o la búsqueda de clientes son importantes, disponer de una estrategia efectiva a largo plazo supone convertir un proyecto emprendedor en una empresa real capaz de generar ingresos de forma recurrente. Por ello, aquí queremos mostrarte cómo realizar el plan de negocio de un restaurante, bar o cafetería.

Emprender no consiste únicamente en tener una idea de negocio, sino ser capaz de plasmarla en una estrategia a largo plazo. Esta es la razón que provoca que muchos emprendedores se vean obligados a abandonar los proyectos que inician, por falta de sostenibilidad en el tiempo.

Cualquier plan de negocio sólido y coherente deberá incluir gran parte de los elementos que vamos a describir a continuación. Conoce los tipos de plan de negocio que existen.

Plan de negocio de un restaurante

Imagen: baranq || Shutterstock

¿Cómo hacer un plan de negocio para un restaurante?

Si quieres saber cómo abrir un restaurante, te recomendamos que conozcas los pasos para realizar el plan de negocio.

Paso 1: Definición de identidad corporativa

Esta es la fase inicial de cualquier plan de negocio de un restaurante. Para ello, comienza por describir cuál es el concepto de tu restaurante y haz un análisis de la competencia existente. ¿Crees que un consumidor se entusiasmaría con tu idea, o por el contrario, resulta un concepto demasiado explotado?

Entra en detalles sobre la comida que servirás, qué conceptos sirven de inspiración y una descripción general del estilo del servicio. Define con claridad cuáles serán aquellos detalles que harán único a tu restaurante.

En esta línea, es importante analizar y conocer cuál es el mercado objetivo al que se dirige el restaurante, bar, o cafetería, para evaluar la efectividad de la identidad corporativa hacia ese perfil de consumidor.

Y es que, uno de los principales errores que tienen gran parte de los negocios es llegar a creer que su restaurante se dirige a todo tipo de cliente; y por tanto, la ausencia de focalización y especificidad provoca que ningún consumidor se sienta identificado con la marca y se llegue a producir una verdadera fidelización de cara a consumidores recurrentes y efectivos.

Paso 2: Definición del tipo de menú

El menú y el tipo de cocina son los dos factores más importantes para el éxito de un negocio de restauración, junto con la atención al cliente. Ten en cuenta que el menú se convierte en una experiencia para el comensal. Por ello, debería ser algo mucho más detallista y dedicado que una simple lista de ingredientes. Utiliza elementos de la identidad corporativa en cuanto a colores, logotipo, estilos de tipografía, que te ayuden a reforzar tu imagen de marca.

En función del tipo de cliente al que te dirijas en relación con el poder adquisitivo, deberás incluir nombres estándar o más refinados que no solo describan platos de una carta, sino auténticas creaciones culinarias. También deberás tener en cuenta la localización del negocio según al público al que te dirijas.

Paso 3: Servicio y atención al cliente

Esta sección es más relevante para los restaurantes basados en conceptos de alta cocina que tienen un estilo de servicio único o bien, se pretende optar por reforzar una propuesta única de valor atendiendo al servicio ofrecido. Para ello, el uso de un software para la gestión de un restaurante puede ayudar.

¿Va a ser extremadamente rápido o eficiente? ¿Se basa en aportar un trato personal y cercano al cliente? ¿Los camareros vestirán de alguna forma en particular? ¿Será posible reservar mesa a través de una aplicación móvil? Si el restaurante va a disponer de una interesante carta de vinos, habrá servicio de sommelier?

Paso 4: Definición del equipo de dirección y gestión

Analiza cuáles son los perfiles profesionales que quieres que te acompañen en tu trayectoria de negocio. Piensa que un restaurante no puede gestionarse con una sola persona y necesitarás de un equipo de confianza en el que delegar las distintas actividades y tareas.

Realiza un proceso de selección y busca aquellos candidatos que reúnan las cualidades que deseas. En ese punto es importante ser meticuloso y solo introducir en la gestión del negocio a aquellos profesionales que se comprometan fielmente con tu proyecto.

Si tienes claro que quieres crear una empresa de restauración debes tener claro que no es proceso fácil. El plan de negocio del restaurante será fundamental para el futuro éxito del negocio. Aquí podrás encontrar un plan de negocio en el que basarte para realizar el tuyo propio, adecuándolo a tus necesidades.

Requisitos para abrir un restaurante

En primer lugar, se encuentran los requisitos municipales solicitados por el Ayuntamiento de la localidad en la que se llevará a cabo la actividad de restauración. Para ello, destacamos:

  • Elaboración del proyecto técnico para certificar que el local efectivamente cumple con los requisitos necesarios como restaurante.
  • Solicitud de licencia de apertura y licencia de obras cuando sea necesario realizar un acondicionamiento del local del restaurante. Además si se desea disponer de una terraza con toldos, sillas y mesas será necesario solicitar un permiso para utilización de la vía pública.

Además, no debes olvidar que la Comunidad Autónoma también requiere de una serie de solicitudes para que puedas desempeñar la actividad de restauración de forma diligente.

  • El certificado de manipulador de alimentos para los profesionales que vayan a trabajar en el restaurante.
  • Autorización sanitaria por la propia Comunidad Autónoma.
  • Una hoja de reclamaciones disponible para que cualquier consumidor pueda facilitar una queja en caso de sentirse contrariado por los servicios obtenidos. Estas hojas deberán estar disponibles hacia el cliente y ser registradas en el área de Consumo de la Comunidad Autónoma.
  • También es necesario tener la placa identificativa del restaurante y situarla en un lugar visible para los consumidores del establecimiento.
  • La empresa deberá estar inscrita en el Registro de Empresas y Actividades Turísticas en el Departamento de Industria y Comercio de la comunidad.
  • El restaurante tendrá que disponer de un seguro de responsabilidad civil, así de un plan de análisis de peligros y puntos de control críticos.
  • También es imprescindible que el restaurante disponga de una lista de precios y cartas a la vista de los clientes, siempre que ésta además se encuentre adaptada a los requerimientos del Real Decreto 126/2015.

Además, entre los requisitos para abrir un restaurante tampoco podemos olvidar las obligaciones tributarias que tiene el empresario hacia Hacienda, para declarar el inicio de la actividad, darse de alta en la Seguridad Social, y como no, declarar sus datos y preparar el fichero de Protección de Datos. Consulta los trámites para constituir una empresa y organízate de la mejor formas para realizar todos los papeleos.

Pasos para montar un restaurante

Para montar un restaurante de forma efectiva es necesario seguir una serie de pasos que definirán la estrategia más adecuada.

  • Estudio de mercado. Para identificar cuál es el nicho de consumo más propicio para desarrollar la actividad. No es lo mismo crear un restaurante dirigido al público selecto, que uno enfocado a clientes que buscan un servicio de comida rápida.
  • Plan de negocio. Contar con un plan de negocios profesional te ayudará a prevenir posibles contratiempos tanto en relación al presupuesto, gastos imprevistos, como a la contratación de personal.
  • Permisos y requisitos para la puesta en marcha.
  • Estrategia comercial y publicitaria para difundir la creación del restaurante
  • Definición de política de contrataciones y recursos humanos
  • Desarrollo de la actividad de trabajo y producción.

Para el correcto desarrollo del proyecto empresarial es fundamental desarrollar el plan de negocio del restaurante, bar o cafetería que queramos montar, con el objetivo de tener una guía que nos asegure la viabilidad del negocio que vamos a iniciar. Conoce cómo realizar un plan de negocios de un restaurante paso a paso.




Plan de negocio de un restaurante

Ejemplo de plan de de negocio de un restaurante

¿Cómo administrar un restaurante?

A la hora de crear una empresa, iniciar la actividad de un negocio y de gestionarlo son muchas las dudas que se plantean. Desde la tramitación de la licencia de apertura al balance financiero, pasando por la gestión de pedidos y personal, el emprendedor superar unos escenarios a los que le será muy difícil hacer frente sin la ayuda de un profesional.

El caso de la restauración es uno de los más comunes y complejos, porque es un sector con un alto índice de creación de locales y también con un alto índice de fracasos, que principalmente derivan de una mala gestión por desconocimiento y falta de previsión. Si quieres saber cómo gestionar un restaurante presta atención a estas líneas, donde exponemos cuáles son los principales factores a tener en cuenta para que tu negocio no tenga contratiempos innecesarios que te lleven al fracaso.

Pasos para gestionar un restaurante

Para empezar, para montar un restaurante desde cero necesitas un local con todo lo que conlleva: alquiler, fianza, suministros, licencias de actividad, maquinaria, mobiliario, material operativo, stocks, etc.

Administrar un restaurante

Imagen: Burlingham || Shutterstock

Si quieres empezar con buen pie lo mejor es que comiences realizando un estudio detallado de los precios del alquiler de locales que cumplan –o se acerquen a- las características que precisa la actividad que vas a llevar a cabo. Localiza un mínimo de 3 locales en la zona en la que quieres desarrollar la actividad. Si recurres a una inmobiliaria podrás acceder a una cartera de locales más nutrida con mayores garantías.

Por otro lado, debes conocer con detalle la legislación relativa a los locales de restauración y hostelería. Con la legislación en la mano, coteja si tu local cumple con la normativa y, si fuera necesario, inicia las obras de adecuación. Antes de contratar una empresa pide varios presupuestos a constructoras, valora el servicio y el precio y escoge en consecuencia.

A su vez, deberás definir cuál es el producto que vas a trabajar. ¿Menús del día?, ¿tapas?, ¿cocktails? Define también el equipo de trabajo y el material que puedes necesitar, porque en función del producto escogido deberás hacerte con el equipo perfecto de presentación del servicio. Contacta proveedores que te proporcionen precios competitivos porque la vajilla se rompe y la cubertería mengua y hay que reponer.

Contrata a personal cualificado. Un buen cocinero es imprescindible para sacar buenos platos, pero quien los sirve tiene que tener actitud y aptitud para interactuar con los clientes. Una buena selección evitará grandes problemas. El plan de recursos humanos es imprescindible a la hora de formar un plantilla eficiente, con el número de personas adecuado y que interiorice los valores de la empresa.

Intenta hacer un planteamiento de decoración y distribución que potencie tu concepto de negocio y si es preciso recurre a los servicios de un interiorista. Es muy importante la parte estética, la ambientación y  la climatización, pero más importante es que las cocinas estén perfectamente equipadas según las necesidades del proyecto.

Los gastos en personal del local serán una de las partidas más fuertes. Además de contemplar los salarios, tendrás que añadir algún extra para cubrir bajas, posibles indemnizaciones, etc.

A la hora de definir cómo organizar la gestión de un restaurante es vital que establezcas una diferenciación entre los costes fijos y costes variables. Los costes fijos son aquellos que mes tras mes se suceden, como el alquiler, suministros, o personal y los costes variables los que fluctúan en función del momento, como los de los proveedores de comida y bebida. Aunque ten en cuenta que el salario de tus trabajadores puede ser variable en función delos incentivos y las horas extra.

La presión fiscal también tiene mucho peso en las cuentas de un restaurante, por lo que para evitar descuidos innecesarios que deriven en sanciones, es  mejor que contrates un gestor que te aconseje o lleve tus cuentas. Es necesario que controles cada uno de los gastos necesarios para poner en marcha y llevar tu negocio en el día a día, ya que pueden surgir imprevistos que aumenten el precio del restaurante.

¿Cuánto cuesta abrir un restaurante?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No