¿En qué se diferencian los ERP y los MRP?

Verónica Ruiz

Las empresas cada vez consiguen tener un mayor control de sus procesos de producción, de gestión, movimientos financieros, etc. Las tecnologías permiten que cada vez los empresarios puedan recopilar todos los datos de cada uno de los procesos involucrados en la fabricación. De ahí que en las empresas cada vez sea más habitual utilizar sistemas de MRP o de ERP.

Los primeros permiten integrar los procesos de fabricación, los pagos de nóminas, la planificación de la producción, entre otras cuestiones. Aunque los ERPs son mucho más completos porque integran todos los departamentos con los que cuenta nuestro negocio.




Diferencia entre ERP y MRP

Imagen: zhu difeng || Shutterstock

Análisis de las diferencias entre ERP y MRP

A decir verdad, el sistema ERP hace algunas de las funciones del MRP, pero la mayoría de las empresas, sobre todo en Pymes utilizan el MRP II. Este es una evolución del primero ante las necesidades de las propias empresas ¿Pero qué diferencias existen entre ERP y MRP?

  • El MRP se usa básicamente para aprovisionar a la empresa de las materias primas en su producción. Esto se resume en controlar tanto inventarios como la producción. En el MPR II esto se amplía. Este se utiliza para planificar los recursos que necesita une empresa para sacar adelante su producción, así como controlar algunos departamento de la empresa. En ERP la base de datos está centralizada.
  • El MRP tiene como base el plan maestro de producción. Mientras que la segunda versión se basa en la demanda y en los estudios de mercado. Por su parte, los componentes del ERP interactúan entre ellos con lo que todas las operaciones se integran.
  • En el MRP solo se abarca la producción. El MRP II, por el contrario, abarca a algunos departamentos más como producción, compras o calidad, entre otros. En un sistema ERP los datos se registran una única vez. Esta información es completa y común a todos los departamentos. De ahí que todas las áreas dispondrán de todos los datos actualizados.
  • El origen del MRP viene dado por la experiencia y el día a día de la empresa. Mientras que el MRP II viene determinado por el estudio del comportamiento que tienen las propias compañías. Sin embargo, aquellos negocios que opten por instalar un sistema de ERP deberán de cambiar algunos de sus procesos para que este pueda aplicarse.
  • En el MRP el sistema es abierto. Pero en su versión más actual es un sistema de bucle cerrado.  Esto permite la mejora continua de la producción, así como corregir los errores de planificación de la misma. Por su parte, el ERP está formado por módulos o conjunto de aplicaciones.
  • Finalmente en el mercado se impuso el MRP II a su predecesora porque se adapta mejor al mercado. En cambio, el ERP necesita que se instale un software en cada uno de los terminales en los que se vaya a usar este sistema de gestión.
  • El MPR II se enfoca más en la mayor productividad. Mientras que el ERP tiende más a especializarse por sectores y en determinadas industrias.
  • Por último, cabe destacar otras características que sólo el MPR II dispone. Estas son: la posibilidad de simulación para observar cómo se comportaría el sistema productivo en un futuro. Esto hace que las acciones sean correctas a la primera. Asimismo permite la mejora de la organización de la producción. Como consecuencia se consigue incrementar la competitividad.

Como vemos son muchas las diferencias entre un sistema y otro. Pero en cualquiera de los casos una vez implantado cualquiera de ellos, debemos tener en cuenta que es necesario registrar toda la documentación disponible para que estos sean útiles. Por ejemplo, deberemos subir los tiempos de entrega, las piezas a realizar, etc.

Además como cualquier máquina o equipamiento, ambos sistemas requieren de un mantenimiento. Por ejemplo, si hay actualizaciones en la producción. En el caso del ERP también habría que tener al día los datos de nuestros clientes.

Curso online Intefi de planificación y gestión de la demanda

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No