Así funciona la jornada laboral de 4 días

Pau Sisternas

¿Trabajamos más de lo que deberíamos? En los últimos tiempos se ha puesto sobre la mesa el debate de la jornada laboral de cuatro días, y parece que por fin se ha abierto el melón. El hecho de reducir un día la semana laboral tiene infinidad de implicaciones, y cada vez son más las empresas que apuestan por ella. De hecho, incluso el Gobierno ha desarrollado un plan para impulsar su implantación entre las empresas. Vamos a descubrir cómo funciona la jornada laboral de 4 días y todo lo que supone.




Jornada laboral de 4 días: qué es y cómo implementarla

En qué consiste la jornada laboral de 4 días

A día de hoy, la normativa laboral española establece que la jornada laboral a tiempo completo consta de 40 horas, a menudo repartidos en cinco días. La jornada laboral de 4 días pretende aplicar una semana laboral de 32 horas repartidas en cuatro días de trabajo. Generalmente, el salario depende de las horas trabajadas. El objetivo de la jornada laboral de cuatro días sería no afectar al sueldo de los trabajadores. Si un trabajador cobra una cantidad X trabajando 40 horas cinco días a la semana, cobrará lo mismo trabajando 32 horas en cuatro días.

El objetivo principal de esta medida es facilitar la conciliación familiar, reduciendo la carga de trabajo. El hecho de ampliar un día más el fin de semana facilita el descanso, tiempo libre, tiempo en familia, etc. Así, se reducen los niveles de estrés en los trabajadores, minimizando también el riesgo de absentismo en el trabajo. De hecho, se estima que los trabajadores son más productivos y creativos, aprovechando mejor el tiempo. Pero la jornada laboral de cuatro días presenta otras ventajas:

  • Facilita la atracción y retención de talento: es uno de los elementos más eficaces a la hora de atraer y retener talento en la organización. Pocos beneficios hay tan estimulantes como cobrear lo mismo trabajando un día menos.
  • Genera puestos de trabajo: el volumen de trabajo será el mismo, de modo que habrá que reforzar la plantilla para cubrirlo. Más contrataciones significa más empleo, más consumo y menor gasto del Estado en prestaciones sociales.
  • Ahorro energético: trabajar un día menos implica un menor consumo energético en desplazamientos al y en el trabajo. En un contexto de crisis energética y cambio climático, puede ser una razón de peso para introducir la jornada laboral de cuatro días.

Pasos para implantar la jornada laboral de 4 días

Antes de seguir, conviene señalar que la jornada laboral de 4 días puede ser inviable en algunos sectores. Por eso, el primer paso para implantar la jornada laboral de 4 días será analizar si nos resulta viable su introducción o no. Conviene señalar que los planes del Gobierno y su prueba piloto pasan por una jornada que oscile entre las 32 y 36 horas semanales. A partir de aquí, podemos empezar con su implantación:

  • Análisis del encaje legal: tendremos que analizar cómo encaja legalmente la jornada laboral de cuatro días en nuestro sector. Sobre todo, en lo referente a convenios, descansos, etc.
  • Consulta con los trabajadores: nunca está de más preguntar a los empleados por su opinión. Al fin y al cabo, ellos son los que trabajan y los principales afectados por esta jornada laboral más corta. También deben saber qué se espera de ellos, insistiendo en el modelo 100-80-100 (100% de sueldo, 80% de horas, 100% de productividad).
  • Desarrollo del convenio: todo lo que acordemos con los trabajadores debe quedar plasmado por escrito en un nuevo convenio. Sobre todo, cuando afecta cuestiones clave como puede ser el sueldo.
  • Plazos para gestionar el cambio: se establece un calendario para adaptar la cultura corporativa a la nueva forma de trabajar. No es fácil hacerlo de un día para otro. Podemos comenzar con algún departamento de la organización e ir ampliando su instauración a toda la compañía.

Para instaurarla, podemos hacer nuestra propia prueba o programa piloto. No hay que pecar de cortoplacistas, pues para obtener datos válidos deberíamos probar dos o tres meses la jornada laboral de 4 días. Es algo que todo el mundo en la empresa debe tener claro, desde la dirección de la organización hasta los trabajadores. Solo así podremos obtener los datos necesarios para valorar si es rentable o no.

Preguntas frecuentes sobre la jornada laboral de 4 días

Llegados a este punto, es posible que la jornada laboral de cuatro días te continúe generando dudas. No hay que olvidar que se trata de una medida muy novedosa. Por eso, hemos recopilado las dudas más habituales sobre la jornada laboral de 4 días y les hemos dado respuesta.

¿Cuánto se trabaja en una jornada de semana de 4 días laborables?

En una semana laboral de 4 días se trabajan 32 horas a la semana. Si reducimos la semana laboral a cuatro días, vemos que trabajaremos 8 horas al día. Una jornada laboral similar a la actual, con 40 horas divididas en cinco jornadas de ocho horas cada una. La única diferencia es que tenemos un tercer día de descanso semanal.

¿Cuáles son los objetivos de la jornada laboral de 4 días?

La principal razón para apostar por la jornada laboral de cuatro días es la conciliación familiar. Con esta medida se pretende ofrecer un día adicional de descanso a los trabajadores para disfrutar en familia, de sus aficiones, ocio, etc. Paralelamente, hay otros objetivos. Con respecto a empresas, están la atracción y retención de talento o una mayor productividad de los empleados. A nivel general, la creación de nuevos puestos de trabajo o la reducción del consumo energético.

¿En qué sectores es interesante la jornada laboral de 4 días?

La jornada laboral de cuatro días es especialmente interesante en aquellos sectores con una mayor demanda laboral, pues permite atraer talento. El tecnológico es uno de los sectores donde más se da este tipo de jornada laboral. En cambio, en sectores como el campo, la educación o la sanidad parece más difícil implantarla.

¿Dónde se trabaja 4 días a la semana actualmente?

Empresas como Desigual, Delsol, La Francachela o Novo Nordisk son algunos ejemplos de empresas que ofrecen a sus empleados la posibilidad de trabajar cuatro días a la semana.

¿El sueldo se ve afectado en la jornada laboral de 4 días?

No. Aunque se reduzca la jornada laboral, el sueldo no se verá afectado. Para minimizar el impacto en las empresas, el Estado cuenta con un programa de ayudas de unos 50 millones de euros de los fondos europeos a los que pueden acogerse aquellas organizaciones que decidan implantarla.

Ejemplos de empresas con jornada laboral de 4 días

La compañía de software Delsol fue pionera en la introducción de la jornada laboral de cuatro días en nuestro país. Lo hizo en 2020, y en vez de trabajar 32 horas a la semana lo hacen 36 en invierno y 28 en verano. La Francachela o Ephimera son otros ejemplos de empresas que han optado por introducir este tipo de medidas, procediendo de ámbitos alejados de la tecnología.

Un caso llamativo es el de Telefónica. Propuso esta medida a sus empleados a cambio de una reducción salarial... y estos la descartaron. Good Rebels (marketing digital) inició su prueba piloto en 2021 y la ha implantado de forma definitiva, la farmacéutica Novo Nordisk también la ha implantado en su filial española... Son solo algunos ejemplos de empresas donde se trabaja cuatro días.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No