6 habilidades gerenciales que debe poseer un buen líder empresarial

Diego Lorenzana

Curso Management Skills Intefi

Dirigir una empresa requiere de conocimientos, pero también de competencias o habilidades. En un contexto empresarial tan competitivo como el actual, ya no basta con saber organizar y dirigir un equipo. Ahora más que nunca, es necesario que los responsables tengan una serie de habilidades gerenciales comunes a todos los líderes, que pueden marcar la diferencia. Las habilidades gerenciales son vitales para que cualquier organización tenga éxito y logre sus metas y objetivos. La resilencia, la empatía o la capacidad para fomentar la motivación son habilidades gerenciales que deben tener cualquier líder para trabajar en equipo.

Características de los jefes

¬ŅQu√© son las habilidades gerenciales?

Simplemente, las habilidades gerenciales son el conocimiento y la capacidad de las personas para llevar a cabo una posición de liderazgo que permitan cumplir con eficacia algunas actividades o tareas gerenciales específicas en una organización empresarial.

Este conocimiento y esta habilidad se pueden aprender y practicar. Sin embargo, también se pueden adquirir a través de la implementación práctica de las actividades y tareas requeridas. Por lo tanto, puede desarrollar cada habilidad a través del aprendizaje y la experiencia práctica dentro de su liderazgo.

Son capacidades propias de un emprendedor, el responsable de una empresa, o aquel puesto que requiera coordinar a diferentes trabajadores de una marca.

Un buen líder empresarial debe saber motivar, inspirar y transmitir valores al equipo para que todo funcione como un reloj. Estas son las seis habilidades que tiene que tener todo buen líder.

Ejemplos de Habilidades Gerenciales

Existe una amplia gama de habilidades de gesti√≥n y liderazgo que cualquier persona debe poseer para dirigir una organizaci√≥n de manera eficaz y eficiente. Las siguientes son seis ejemplos de habilidades gerenciales esenciales que cualquier gerente o l√≠der empresarial debe poseer para desempe√Īar sus funciones:

Capacidad de trabajo y organización

De nada sirve transmitir los valores empresariales al equipo de trabajo si nosotros como responsables no predicamos con el ejemplo. Por ello, y dado que nuestras tareas y responsabilidades suelen estar por encima de la de cualquier otro empleado de la empresa, es necesario que nosotros como líderes tengamos una cierta capacidad de trabajo y organización.

Para ello, el líder tiene que establecer canales de comunicación y fomentar herramientas de productividad entre los empleados. Hasta hace poco tiempo, las posibilidades eran muy reducidas, pero la aparición de nuevas aplicaciones para móvil ha hecho que el abanico de opciones sea cada vez más grande.

Habilidad comunicativa y saber escuchar

Existen muchos tipos de jefes en las empresas, pero un buen líder tiene que ser capaz de ser elocuente y hacerse entender, ya que una buena capacidad comunicativa desarrolla el resto de habilidades. De hecho, los líderes más carismáticos se diferencian del resto por su excelente oratoria.




Pero tan importante o más que saber hablar es saber escuchar y atender las necesidades de los empleados. Además, prestar atención, ser conciso o tener un buen control sobre el lenguaje no verbal, son algunas de las claves para mejorar nuestras habilidades comunicativas.

Empatía

La empatía es la capacidad para ponerse en el lugar del otro desde un punto de vista psicológico. Y un buen líder tiene que tener esta importante habilidad sí o sí. Gracias a ello, podrá adaptar su discurso en función de la persona con la que esté hablando en cada momento, sin herir sensibilidades y tratando de motivar al máximo posible.

Si somos capaces de ponernos en el lugar del otro, será más sencillo entender la situación de todas las personas y desarrollar una buena comunicación orientada a cada empleado.

Estar comprometido

Un buen l√≠der debe estar comprometido con su equipo, a las duras y a las maduras. Pero tambi√©n est√° comprometido con la empresa, a la que no abandona en ning√ļn momento, con los proveedores y los clientes, para ofrecer un mejor producto o servicio y, por supuesto, consigo mismo para seguir siempre mejorando.

Esta valiosa habilidad se ve amplificada cuando el propio equipo de trabajo se compromete a alcanzar mejores resultados cada día.

Resiliencia

Aunque todos los líderes tienen que ser capaces de resolver problemas, no todas las tareas pueden finalizarse con éxito. Por ejemplo, si llegamos tarde a una entrega de una parte de un proyecto y no podemos acelerar el proceso, debemos ser capaces al menos de gestionar las consecuencias que pueden acarrear.

Esto es precisamente lo que significa la resiliencia: la capacidad de saber reponerse ante situaciones adversas y recuperarse r√°pidamente de ellas. El cl√°sico caerse y volver a levantarse, pero aplicado al √°mbito empresarial.

Fomentar la motivación

Un equipo motivado es garantía de éxito, ya que el rendimiento y la productividad laboral aumenta. Por eso, cada vez está más de moda el salario emocional, un concepto asociado a la retribución del empleado, donde se incluyen cuestiones de carácter no económico, y que ayudan a retener y atraer el talento dentro de la empresa.

Un líder que no fomente la motivación laboral nunca podrá ser un buen líder. Es un elemento lo suficientemente importante como para que el resto de miembros del equipo de trabajo siga nuestro ejemplo.

Tipos de habilidades gerenciales

Seg√ļn el psic√≥logo social y organizacional estadounidense¬†Robert Katz, los tres tipos b√°sicos de habilidades gerenciales incluyen:

1. Habilidades Técnicas

Las habilidades t√©cnicas involucran habilidades que dan a los gerentes la habilidad y el conocimiento para usar una variedad de t√©cnicas para lograr sus objetivos. Estas habilidades no solo implican operar m√°quinas y software, herramientas de producci√≥n y equipos, sino tambi√©n las habilidades necesarias para impulsar las ventas, dise√Īar diferentes tipos de productos o servicios y su posterior comercializaci√≥n. La capacidad de trabajo y organizaci√≥n es un ejemplo de habilidad gerencial t√©cnica

2. Habilidades conceptuales

Estos involucran las habilidades, términos del conocimiento y la habilidad para el pensamiento abstracto y la formulación de ideas. El gerente puede ver un concepto completo, analizar y diagnosticar un problema y encontrar soluciones creativas. Esto ayuda al gerente a predecir de manera efectiva los obstáculos que su departamento o la empresa en su conjunto pueden enfrentar. El mejor ejemplo de habilidad gerencial conceptual es la capacidad de resilencia de un líder.

3. Habilidades Humanas o Interpersonales

Las habilidades humanas o interpersonales son las habilidades que presentan la capacidad de los responsables para interactuar, trabajar o relacionarse efectivamente con las personas. Son esenciales en cualquier tipo de gerencia o liderazgo. Estas habilidades permiten a los gerentes hacer uso del potencial humano en la empresa y motivar a los empleados para obtener mejores resultados. Un ejemplo de habilidades humanas es la empatía.