Cómo aprovechar las rebajas de verano para crecer en ventas

Pau Sisternas

Uno de los problemas habituales de las rebajas es que vender más no siempre significa ganar más dinero. Un error bastante común al crear una empresa es bajar los precios demasiado en nuestro afán de competir con los grandes rivales, especialmente las grandes marcas y tiendas. Por eso, es fundamental aprovechar las rebajas de verano para vender más sin comprometer los beneficios. Vamos a descubrir las claves para triunfar en las rebajas de verano, te adelantamos que la duración e indicar correctamente todos los detalles son básicos.

Como aprovechar rebajas de verano en tu empresa para vender más

Adapta los productos o servicios al verano

En el mundo del retail, estas rebajas suelen servir para dar salida a lo que no se vendió en invierno o primavera. Sin embargo, cuesta creer que alguien vaya a comprar una chaqueta cuando hace 30ºC. Por eso, adaptaremos los productos a la época estival con el objetivo de vender más.

Según el sector al que te dediques te resultará más o menos fácil, pero lo habitual es orientar nuestra estrategia y los productos al sol, el calor, las vacaciones, la playa y la piscina... Incluso aunque no estén de rebajas, no pueden faltar.

Anuncia las rebajas

Los consumidores deben saber que estás de rebajas, tanto los clientes habituales como los potenciales o aquellos que pasan esporádicamente por allí. En cualquier tipo de promoción estacional debe quedar claro tanto en la tienda física como en tu web o tienda online.




No dejes de aprovechar las redes sociales para anunciar las rebajas y ofertas y los diferentes canales para llegar a tu público. Esto nos lleva al siguiente punto.

¿Cuánto deben durar las ofertas?

Igual, ofrecer el mismo descuento durante dos meses no es la mejor estrategia de ventas. Quizá te resulte más rentable lanzar una batería de ofertas de corta duración. La clave está en que podemos crear la sensación de urgencia que resulte en una compra impulsiva por parte del cliente.

Estará más predispuesto a comprar si sabe que la rebaja dura 48 horas que cuando tiene dos meses para pensar si compra o no. Aprovecha las redes sociales para anunciar los descuentos flash.

Rebajas al detalle

Como decíamos anteriormente, no tiene sentido rebajar todos los productos a la vez. Hay que diseñar una estrategia de rebajas que nos permita decidir qué productos rebajar y cuántos. Puedes aplicar descuentos por marcas, artículos o incluso colores, según la activación, productos menos vendidos, más vendidos... Recuerda que si un producto se vende solo, no hace falta rebajarlo para incrementar las ventas.

Ofertas personalizadas

Otra forma de aprovechar las rebajas para impulsar las ventas es ofrecer rebajas personalizadas a tus clientes. Puedes aprovechar y compartir un código de descuento para los suscriptores a tu newsletter, aumentando el descuento de las rebajas; rebajar la cantidad mínima para incluir los gastos de envío -o bonificarlos particalmente-, lanzar ofertas cruzadas que te permitan dar salida a determinados productos...

Calcular bien los descuentos

Una duda bastante habitual es cómo calcular los descuentos. Aquí tenemos opciones que van desde el descuento individual al precio total, aumentarlo al número de unidades compradas, las ofertas temporales de las que hemos hablado... La única condición es respetar tus márgenes para obtener beneficios. No podemos vender a pérdidas. Bajo esta premisa, puedes aplicar el descuento que quieras. Aprovecha para jugar con la psicología de precios, un clásico que siempre funciona bien.

Añade detalles veraniegos a tus ofertas

Según el sector al que te dediques, puedes añadir detalles veraniegos. Por una parte, están las toallas, pareos, sombreros, gorras o balones de playa corporativos que podemos regalar a nuestros clientes.

Siempre puedes fijar una compra mínima y que el cliente elija el regalo. Otra opción sería asociarnos con otros negocios y ofrecer desde muestras de protector solar a descuentos en restaurantes a consumiciones de helados, granizados o refrescos en los chiringuitos de playa o establecimientos locales a nuestros clientes.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SíNo