Los conocimientos básicos que debe tener el director general de una empresa

Paula García

Conocimientos básicos que debe saber el director de una empresa

Ser directivo de una empresa no es una tarea fácil. Para ello, se requiere preparación, formación, experiencia y un conjunto de habilidades que ayudarán a gestionar una compañía de forma eficaz. El rol del director general, también llamado CEO o Chief Executive Officer, es el cargo que tiene mayor responsabilidad para el correcto desarrollo de la empresa.




Concretamente, su papel es el de planificar, organizar y supervisar que el trabajo del equipo se realiza de forma adecuada. Sin embargo, ¿qué es necesario para ser director general de una compañía y cuáles son los conocimientos básicos que se deben tener? ¡Te mostramos todo lo que debes saber para ser CEO en una empresa!

Lo que conlleva ser director general

Cuando hablamos del directivo de un negocio, nos referimos a la persona que asume el rol de supervisor y líder. Su principal propósito es saber organizar al conjunto de los trabajadores y las áreas que conforman la empresa para conseguir unos determinados objetivos empresariales. Las aspiración del directivo debe ser, por tanto, inspirar y liderar con éxito a su equipo para alcanzar esa meta propuesta y hacer evolucionar a la compañía.

Qué conocimientos necesitas para ser CEO

Para convertirte en CEO, debes saber sobre todas las área que componen una empresa. Por tanto, tener una formación en dirección y administración de empresas será la herramienta fundamental para conocer a nivel global cómo funciona un negocio. Es decir, adquirir aquellos conocimientos técnicos, específicos e intrapersonales que sumados a tu experiencia te llevaran a ser un buen líder. A continuación, hacemos un repaso por los principales ámbitos que un directivo debe gestionar:

Economía

El área financiera y económica es la base principal que debe tener una persona que quiere ser directivo. Para realizar una correcta gestión de una empresa, resulta muy importante distinguir los principales conceptos sobre macroeconomía, microeconomía, estrategia empresarial, distribución de recursos e inversiones.

Contabilidad

Aprender sobre contabilidad es otra rama que debe saber cualquier empresario. La responsabilidad es suya en la toma de decisiones, por lo que debe conocer el estado económico y contable de la empresa que dirige.

Recursos humanos

Respecto al área laboral, el CEO debe responsabilizarse sobre la contratación de los trabajadores, así como la gestión de nóminas y seguridad social.

Nuevas tecnologías

Del mismo modo, la tecnología es un campo que cada día adquiere más relevancia. Por tanto, será esencial que sepa utilizar herramientas para optimizar los procesos que se desarrollan en la empresa. Es el caso del ecommerce, las redes sociales, la web o las apps móviles.

Marketing

A la hora de obtener una mayor visibilidad en el mercado y en el sector, el marketing online y offline se convierte en un papel clave. Aunque un director no tenga que encargarse de esta parte, ya que puede externalizarla o contratar a un equipo para su desarrollo, deberá saber en qué consiste y cuáles son las principales herramientas.

Legislación

Por otro lado, aprender sobre legislación es otro aspecto importante para cumplir con los reglamentos establecidos por la ley para el correcto funcionamiento de una empresa. Por ejemplo, actualmente tener claro cuál es la Ley de Protección de Datos, los derechos de los usuarios y los trabajadores se vuelve una parte imprescindible en la gestión de cualquier compañía.

Comercio exterior

En caso de que quieras liderar una compañía a nivel internacional, deberás tener en cuenta los aspectos básicos que necesitarás sobre comercio exterior y negociación.

Otros aspectos que debes saber para ser directivo

A su vez, surgen otros conocimientos que se deben poner en práctica para que una compañía tenga éxito y viabilidad. Por un lado, aprender a negociar con clientes y proveedores, asignar eficientemente los recursos de la empresa, gestionar situaciones de crisis e incertidumbre cuando la empresa no vaya bien, hacer inversiones de forma inteligente, así como conocer a su equipo y  saber cómo liderarlo.

En definitiva, para dirigir una empresa, se debe tener un conocimiento global sobre cómo funciona una empresa. Todo ello, sumado a un conjunto de habilidades interpersonales como motivar y guiar al personal que trabaje en la empresa, hará que la empresa funcione. De este modo, la empresa irá en una misma dirección y se alcanzarán los objetivos propuestos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Sin categoría