7 Mejores frases de Amancio Ortega

Pau Sisternas

Héroe para unos, villanos para otros no podemos pasar por alto que la figura de Amancio Ortega es fundamental en el tejido empresarial español de las últimas décadas. Empezó trabajando en una tienda de ropa y es dueño de uno de los mayores conglomerados textiles del mundo, colándose año tras año en la Lista Forbes de los más ricos del mundo. Muchos emprendedores sueñan con tener el mismo éxito que el fundador de Inditex, que nos ha dejado un buen puñado de frases inspiradoras que nos pueden ayudar en nuestro día a día. Conoce las mejores frases de Amancio Ortega y encuentra la inspiración para seguir con tu aventura emprendedora.




Las frases más interesantes de Amancio Ortega

7 frases inspiradoras de Amancio Ortega

Entre las frases motivadoras para emprendedores, las palabras de esta figura en el mundo empresarial tienen un gran peso, dado que ha fundado un imperio de tiendas de ropa con diferentes marcas y valores diferenciales que son casos de estudio de éxito.

Mi universidad es mi profesión

La versión de Amancio Ortega de “la universidad de la vida”. No pasó por ninguna universidad, sino que basó su imperio en una gran vocación empresarial y las habilidades desarrolladas en el día a día. ¿Significa esto que podemos triunfar sin estudios? Sí, del mismo modo que una formación no te garantiza el éxito si no te entregas en cuerpo y alma al negocio. Un emprendedor necesita una gran entrega.

No vale la pena ser empresario solo para ser rico

Quizá te parezca fácil decir esto cuando estás entre lo más ricos del mundo, pero es una frase que nos remite a la misión de la empresa. Podemos aprovechar nuestra posición para hacer del mundo un lugar mejor, ya sea mediante nuestros productos y servicios o a través de entidades como una fundación. De nada no sirve amasar una fortuna si no la invertimos en ayudar a la sociedad.

Si he ganado tanto dinero ha sido porque mi objetivo no ha sido nunca ganar dinero

Otra frase de Amancio Ortega relacionada con el dinero. Algunos emprendedores solo tienen entre ceja y ceja el hacerse ricos, lo que puede llevarles a reducir costes comprometiendo la calidad del producto o servicio ofrecido. Sin embargo, los esfuerzos deben orientarse a mejorar la experiencia del cliente, lo que nos reportará un gran beneficio económico. Invirtiendo dos, ganas cuatro; pero si solo inviertes uno quizá no llegues a ganar dos.

Me involucraba en lo que me gustaba

Una frase que resume perfectamente el espíritu emprendedor: dedícate a lo que más te guste. La historia está llena de trabajadores que se han dedicado a algo que no les gustaba por el sueldo, o por el miedo a salir de su zona de confort. Pero cuando trabajamos en algo que nos apasiona, disfrutamos más y el trabajo resulta menos pensado. Tómate un tiempo para reflexionar sobre qué sentido está tomando tu esfuerzo y cuáles son tus verdaderas prioridades.

Lo importante es marcarse metas en la vida y poner toda tu alma en cumplirlas

Una frase que podríamos resumir en una sola palabra: PERSEVERANCIA. Así, en mayúsculas. La perseverancia es la clave del éxito de cualquier emprendedor. Es fruto de la constancia, el empeño y la determinación que necesitamos por sacar adelante nuestro proyecto. El primer paso hacia el éxito es fijarnos unos objetivos y tratar de conseguirlos. Una vez alcanzados, nos marcaremos nuevas metas.

Quiero soluciones inmediatas a los problemas

Resolver los problemas cuanto antes es una de las claves del éxito de cualquier empresa. Cuando surge una dificultad, hay que solucionarla lo más rápido posible o la competencia se adelantará y nos dejará atrás. Nuestra sociedad no admite fallos, así que no podemos dejar para el futuro la solución a los problemas actuales.

El optimismo es negativo

Acabamos con una frase de Amancio Ortega que nos invita a no pecar de optimistas y a evitar la autocomplacencia. Cuando las cosas nos salen bien, es innegable creer que todo seguirá igual, pero siempre existe el riesgo de que todo se tuerza. Nunca podemos dar nada por seguro, menos en el mundo del emprendimiento. Siempre hay que estar preparados para el peor escenario posible.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SíNo